sábado, abril 19, 2014

Easter

Easter

sábado, abril 12, 2014

Fe

Fe

sábado, abril 05, 2014

Dueños de Animales y el veterinario

Dueños de Animales y el veterinario

2heads


Siempre me gustó leer y de niño vivía de manera semi bárbara, sin manera de conseguir libros, leí la Biblia de cabo a rabo. Recuerdo que no sentía ningún fervor religioso, sí sentía que leía un libro de aventuras, con sangre, desiertos, diluvio, donde la civilización más avanzada trataba a las mujeres como animales y a los animales como mujeres, un paraíso republicano gringo (eso lo pensé después).

Una historia de la Biblia que me causó gran impresión es la del rey Herodes, Juan El Bautista, y un dúo dinámico compuesto por una doña que muy bien pudo ser el modelo para Lady Macbeth y su hija Salomé, que debía tener de 13 a 15 años. Una ficción típica de la Biblia, hay cuernos, un hombre santo preso, mucha vagabundería, la esposa de un hermano que se fue con otro hermano, o tal vez no, y una fiesta en Palacio por un cumpleaños, creo, o una lapidación. Lo que importa es que en esta fiesta Salomé bailó el baile de los 7 velos, o algo así, y parece que se encueró y enseñó el toto porque Herodes se volvió loco y le dijo que pidiera cualquier cosa, cualquier cosa, y él se la daba.

Aquí el lector experto hace una pausa, va y bebe agua mientras piensa qué va a pedir la teenager stripper, seguro que en esa época existía alguna joya famosa, el Diamante Esmeralda; tal vez un palacete en la playa, etc.

Quiero la cabeza de Juan El Bautista,” musitó, sin pestañear, la teenager Salomé.

Como los griegos escribieron sobre todo, la historia de Perseo tiene un episodio que envuelve el lunático requerimiento de una cabeza. La historia es más fantástica con sandalias aladas, escudo espejo y una cabeza con serpientes vivas y venenosas en lugar de cabellos. Esta historia no menciona fiesta, pero sí hay un rey que llama al mozalbete Perseo al palacio y le dice que se va a casar con una mujer muy elegante y exigente y que el único regalo que él cree que puede gustarle a esa princesa exquisita es la cabeza de Medusa y, he aquí el problema, que como Perseo llegó muerto de hambre a su reino y le dieron de todo debería ofrecerse de voluntario para el traque.

De las dos historias me quedo con la griega. Esas abstracciones espirituales de la Biblia me aburren inmensamente, no me convence un rey al que una desaprensiva menor le pide la cabeza de un loco inocente que vocea castigos eternos (si fuera de esta época usara megáfono) y que no diga inmediatamente: “Ah pero eta muchacha ta loca de remate.” En la griega uno sabe que en ese palacio corrió el murmullo de “Se jodió Perseo”, que todos sabían que era una simple excusa para quitarlo del medio.

domingo, marzo 30, 2014

Las maletas de la abuela

Las maletas de la abuela

viernes, marzo 28, 2014

dominicanaenmiami.com - After folding t-shirts

dominicanaenmiami.com - After folding t-shirts

sábado, marzo 22, 2014

El Soberano familiar

El Soberano familiar

viernes, marzo 21, 2014

Hawthorne about Chiron


Así como Polifemo es el más famoso de los Cíclopes, gigantes con un solo ojo (tal vez tuertos), Chirón es el más famoso de los Centauros, mitad hombre mitad caballo, además profesor de Jason, Hércules, Aquiles y hasta Esculapio.

Me gusta mucho con el respeto al educador que Hawthorne, en su A Wonder Book and Tanglewood Tales for Girls and Boys, se refiere a Chirón:

“Cuando Jason era un muchacho pequeño, fue enviado lejos de sus padres y colocado bajo el maestro más raro que jamás hayan escuchado. Esta aprendida persona era de las gentes, o cuadrúpedos, llamados Centauros. Su nombre era Chirón; y a pesar de su rara apariencia era un profesor muy excelente. Enseñaba a sus pupilos a tocar el arpa, y cómo curar enfermedades, y cómo usar la espada y el escudo, y otras varias ramas de la educación…”

También me gusta mucho su teoría sobre el centaurismo de Chirón:

“Yo algunas veces sospeché que el Maestro Chirón no era realmente diferente de otras gentes, pero que, siendo un bondadoso y alegre viejo, él estaba en el hábito de hacer creer que era un caballo, y trotando por el aula en cuatro, y dejando a los pequeños muchachos montarse sobre su espalda. Y así, cuando sus escolares crecieron, y envejecieron, y trotaban a sus nietos sobre sus rodillas, ellos contaban sobre sus días de escuela; y estos jovencitos tomaron la idea de que sus abuelos habían sido enseñados sus letras por un Centauro, mitad hombre y mitad caballo. Niños pequeños, no entendiendo completamente lo que se les dice, a menudo consiguen tales nociones absurdas en sus cabezas, ustedes saben.”

sábado, marzo 15, 2014

Poe and De Quincey


Tal vez alguien sin sentido del humor alguna vez ha pensado que a Poe no le gustaba De Quincey. Y es que Poe, en “Cómo Escribir un Artículo para la Revista Blackwood,” escribió:

“Entonces tuvimos las ‘Confesiones de un Comedor de Opio’bien, ¡muy bien!gloriosa imaginaciónfilosofía profunda especulación agudabastante de fuego y furia, y una buena condimentación de lo decididamente ininteligible. Eso fue un agradable pedacito de tontería, y bajó por las gargantas de las gentes deliciosamente. Lo tendrían que Coleridge escribió ese papelpero no fue así. Fue compuesto por mi babuino mascota, Junípero…”

Ese alguien seguro que no fue Chesterton. Chesterton, en “La Era Victoriana en Literatura,” escribió sobre De Quincey y de paso menciona a Poe:

“Pero es difícil conectar a De Quincey con nada. De Quincey hubiese sido un hombre más feliz, y casi ciertamente un mejor hombre, si se hubiese emborrachado en lugar de ponerse calmado y claro (como él mismo describe) en opio, y con no compañía pero un libro de metafísica alemana. Pero él difícilmente hubiese revelado esas maravillosas vistas y perspectivas de prosa, las cuales permiten a uno llamarlo el primero y más poderoso de los decadentes: esas oraciones que se alargan como pasillos de pesadilla, o suben más alto y más alto como imposibles pagodas orientales… él ha arrojado una sombra gigante en nuestra literatura, y era ciertamente un genio como Poe. También tenía humor, que Poe no tenía. Y si alguien todavía dolido por los pinchazos de Wilde o Whistler quiere condenarlos de plagio por sus epigramas ‘arte por arte’encontrará  la mayoría de lo que ellos dijeron mejor dicho en Asesinato como Una de las Bellas Artes.”

Paco

Paco

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]