lunes, julio 25, 2005

I remember Africa

Image Hosted by ImageShack.us

Cada vez que alguien paga a un instituto de expertos en Los Angeles, es decir, le manda un cheque a un carajo con una computadora viviendo en el sótano de su mamá, para que les mientan sobre sus vidas pasadas descubriendo un linaje deseado que los lleva a través de Cleopatras y caballeros andantes y cortesanos europeos temerosos del agua yo me asombro, yo me maravillo de que nadie haya sido africano en una vida antigua, de que nadie haya pasado hambre como pasan los africanos de hoy. Yo sí, estas hermosas palabras me hacen recordar mis vidas pasadas...

Mozambique
Congo
Kilimanjaro
Nairobi
Mauritania
Zaire
Madagascar
Serengeti
Zimbabwe
Tanzania
Botswana
Namibia
Kenya
Egipto
Mombassa

Yo recuerdo haber trabajado construyendo las pirámides por un poco de leche de cabra y una onza de trigo.

Yo recuerdo haber usado un turbante montado sobre un camello por estas regiones y para el júbilo de mi caravana encontré un oasis en medio del Sahara.

Yo recuerdo haber nadado entre pirañas y cocodrilos en el Zambezi para ganar una apuesta cuyo premio era un antílope con una lanza clavada en el cuello.

Yo recuerdo haber observado a los leones que descansan en la planicie del atardecer esperando la imbecilidad de los ñus en su ruta anual de amor y muerte.

Yo recuerdo haber visto a una mujer ser lapidada por un trío de hombres sucios.

Yo recuerdo haber visto una gacela ser devorada viva por un trío de hienas.

Yo recuerdo haber visto a un hombre pagar una vaca como castigo por violar a una niña.

Yo recuerdo haber vivido con una chimpancé sobre mis hombros y haber sido el mejor amigo de un mandril con el culo rojo.

Yo recuerdo haber visto una mujer vieja haciéndole un peinado a su hija el día de su boda con lodo y piel de conejo.

Yo recuerdo haber gemido al ritmo de los tambores durante la ceremonia brutalmente ignorante donde me cortaron el prepucio.

Yo recuerdo haberme burlado de la ceguera de un rinoceronte y haberme enamorado de los ojos de una pigmea.

Yo recuerdo haber matado un bwana que en un safari asesinó a un elefante para usar sus colmillos en una bola de billar.

Yo recuerdo haber despertado en la madrugada en medio de un abrazo de una serpiente pitón.

Yo recuerdo haber cantado en suahili cuando nació mi primogénito y haber llorado en suahili cuando lo embarcaron como esclavo hacia una isla llamada Haití.

Engai tajapaki tooinaipuko inono era mi plegaria al dios Uukulunkulu cuando yo era un zulú con piel de leopardo atrapado por una tormenta de arena en el Kalahari.

Yo recuerdo haberme dormido frente a la televisión con Discovery Channel.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]