jueves, agosto 25, 2005

Cops on Harleys

Image Hosted by ImageShack.us

Si yo no viviera en este retazo de imperio que fue paraíso, Walcott me dijo que escribiera eso, en esta metrópoli considerada moderna porque todo gusto conocido se ha evitado tanto en los mobiliarios y el exterior de las casas y edificios como en el plano de la ciudad, ahora fue Rimbaud el entrometío, no creyera lo que está haciendo el faraón Leonel I. Con su exquisito gusto digno de Liberace Versace Cher Elvis Gloria Trevi quiere emular al fabuloso estado de New Jersey montando a los policías en Harleys.

Empezando por las asfaltadas y pulcras calles de Capotillo, el ensayo de ciudad que llamamos París, digo, Santo Domingo, verá patrullar, entiéndase abusar, a preparados policías en flamantes Harleys. Y creo que nuestra policía se lo merece. Y creo que si nuestros policías están preparados para asistir en emergencias de parto, en accidentes con mucha sangre, en problemas de álgebra, en incendios de tiendas aseguradas, en desafíos de apara y batea, en tiroteos por el último muslo de un picapollo, están más que preparados para conducir un motor, o nave espacial, que en estos tiempos de escasez de combustible casi no chupa gasolina, y que cuesta cada unidad la módica suma de 17,000 dólares, entiéndase MEDIO MILLÓN Y PICO DE PESOS.

Como en este país erradicamos la pobreza con un decreto de Faraonel, como aquí hay excedente de gasa y penicilina en el Darío, como aquí hay menos apagones que en Nueva York, como aquí 0 x 0 Robertico Salcedo va a filmar una película que promete nuevos niveles del disparate y la falta de talento, creo que es justo que el gobierno demuestre la opulencia de una nación, que pronto será introducida al G8, digo, G9, comprando Harleys para la policía. Y gracias al superávit general que exhibe el país este despilfarro necesario ya tiene sus defensores, entiéndase el padre nacional de la televisión, el Sr. Freddy Beras Goico. Con inusitado placer vi cuando decía que si un delincuente huye en una pasola ahora al policía le será fácil alcanzarlo, cosa que era imposible si montara un Yamaha 100 ó 125 de los llamados Saltamontes que son capaces de meterse en cualquier callejón y subir hasta escalones, además, según explicaron desde el gobierno, los policías en saltamontes eran confundidos con toda la razón del mundo con delincuentes. También escuché cuando el Sr. Beras Goico dijo que las Harleys son tan buenas que hasta el sonido característico del muffler está patentizado y si cualquier Honda 70 o pasola suena igual es objeto de demanda, ¿eh?

¿Han escuchado el muffler de una Harley? De Quincey me dijo que es parecido al sonido apocalíptico de una hueste de locos perseguida por una hueste de demonios. Groucho Marx me escribió un mail diciendo que le suena a una manada de mamuts con tutús bailando un merengue de la Coco Band sobre planchas de zinc. Woody Allen hablaba conmigo en Crazy Pub cuando pasó una Harley y a la pregunta de si quería una cerveza contestó: "No gracias, ya yo tengo un pinguino". A mí me parece que suena como si se estuviera acabando el mundo. Y esto es bueno, porque así los delincuentes de Capotillo escucharán cuando se acerca un policía y detendrán por unos minutos el robo a mano armada a una vieja que acaba de salir del velorio de un sobrino que vendía pasteles en hoja y fue matao por la policía en un intercambio de saludos, la violación de una niña de once años llamada Almiris, la puñalada a un joven con 17 pesos y un calendario del Banco Popular del 2001 en la cartera...

Estoy seguro que esas Harleys serán cuidadas de la misma forma que los carros de policía que hoy en día están todos chocados, excepto el que sale en Andrea. Estoy segurísimo que esas naves no perderán piezas vendidas para romo por los mismos policías, ya que cada pieza es especial y cuesta un dinero, pero como a los policías les duele el país, estas Harleys podrán ser heredadas por los nietos de Faraonel cuando les toque el turno de gobernar a sus esclavos, digo, ibis.

Uno no se siente impotente, no siente que le falta el aire ni siente el odio crecer y crecer en su cuerpo ante la desfachatez del robo y las comisiones, ante tantos proyectos que parecen concebidos por consumidores cotidianos de LSD con mamajuana salpicado de crack, planificados bajo los efectos de un té de hongo con heroína mezclado con un caldo de cintas de VHS: Isla artificial, Metro, Harleys para los policías, Bautizo de un doberman de Vin Diesel.

Y yo voy a la cocina, luego al comedor, miro una revista y el televisor, me muevo por aquí, me muevo por allá, no me digan que Faraonel, para el infierno va, no me vengan con frituras, que nada va a pasar, que no cocinen a la madre de Diandino, ni al papá, ni a sus hijos, si es que tiene, y a su amigo el presidente que le dejen to los dientes, porque Leonel, Leonel, Leonel no está robando y no me hablen pendejadas, si no son todos, unos ladrones, y si no hay sistema ¿qué?, y si no hay sistema ¿QUÉ?





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]