lunes, enero 02, 2006

December 28

Campo de Aviación es el nombre de la calle en Cabrera donde está un aparta-hotel con un nombre que parece tomado de un verso de Tony Raful: Azul Bravío. Aire, abanico, TV de 10 pulgadas con cable, agua caliente, neverita, estufa, un mudo y un anónimo perro kakhi que te recibe metiéndose debajo del fregadero ignorando todas las voces de protesta. Si eres alemán y no te importa regresar de la playa y encontrar un aromático vidrio inglés en tu habitación puedes dejarlo vivir contigo esos días; si eres dominicano y no quieres recoger mierda la única forma que saldrá es echándole un poquito de agua.

El Azul Bravío tiene el mar en sus ventanas. Abres los ojos para recibir los buenos días en el lenguaje de las olas, y también del mudo que, sin motivo aparente, martilla una pared en la última planta con la determinación de un pájaro carpintero con botas de goma. Uno sube y con señas le dice que está durmiendo, que deje el tan tan tan, él parece que entiende, dice una onomatopeya y desde que bajas sigue con el tan tan tan. Pero ya son las diez y Playa Grande te llama como una X en un mapa de un tesoro comprobado.

Antes de ir a Playa Grande te paras en el Restaurant Rosse's con su menú de pizzas, moro, mariscos, tostones, carnes, y, como diría Chejov, otras jurisprudencias por el estilo. No importa lo que pidas, estará más bueno que el diablo. Un camioncito Daihatsu con un arreglo de tubos y asientos en la cama le sirve a Brianna Jeep Safari para llevar a los turistas del all inclusive de Río San Juan en un recorrido por toda la zona y a comerse un plato típico en el Rosse's. Son filmados bajando del Daihatsu por un dominicano que le dice "Sonríe mama, smile my friend". Desde el chofer al alemán en silla de ruedas todos beben Brugal Carta Dorada bajo este sol de las 2 y uno sabe que regresarán a Baden Baden jurando que vieron jirafas, rinocerontes, tigres y hasta a King Kong en un safari de República Dominicana.

En Playa Grande el cielo no tiene nubes, la arena es azúcar, el agua es verdeazul y te zambulles deseando que este día nunca termine, que este día sea tu Groundhog Day.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]