miércoles, marzo 01, 2006

Faraonel, Eiffel Tower and Pena Gomez

El lunes vi parte del discurso del Honorable Señor Presidente Dr. Leonel Fernández Reyna y casi vomito de tanta demagogia. La parte que más me gustó fue esta:

"Estoy consciente que hay algunos temas de interés nacional que merecen alguna reflexión. Tal es el caso, por ejemplo, del Metro de Santo Domingo. Hasta ahora, el debate que se ha suscitado a través de los medios de comunicación ha resultado abierto, plural y democrático. Personalmente, valoro todas las opiniones. Tanto las que están a favor como las que están en contra; y no pierdo de vista que algunas de las inquietudes expresadas se deben a comprensibles temores sobre nuestra capacidad técnica y financiera para emprender una obra de esa magnitud en estos momentos. No olvidemos que en Francia hubo una gran oposición para que se construyera en el Campo de Marte la Torre de Eiffel, hoy símbolo de esa gran nación."

En medio de la mueca de asco me asusté muchísimo cuando de repente apareció un humo, con olor a cacao, que se transformó poco a poco en Peña Gómez. Me pidió un poco de agua y de una vez empezó con voz de cañón:

"El doctor Leonel Fernández Reyna oza comparar la Torre Eiffel con el Metro de Zanto Domingo y yo le pregunto al doctor Leonel Fernández Reyna:

¿En la Torre Eiffel ze va la luz?

¿En la Torre Eiffel mueren niñoz por falta de medicinaz?

¿En la Torre Eiffel el índize de analfabetizmo mete miedo?

¿En la Torre Eiffel loz políticoz zon unoz ladronazoz?

¿En la Torre Eiffel un banquero que ze robó el paíz entero ez amigo íntimo del Prezidente y hoy dizfruta de zu robo en una villa de Caza de Campo?

¿En la Torre Eiffel loz pobrez zon cada vez máz y cada vez máz pobrez?

¿En la Torre Eiffel loz niñoz cogen clazez debajo de árbolez porque la ezcuela ze eztá derrumbando?

¿En la Torre Eiffel el pollo y loz plátanoz ziguen caroz?

¿En la Torre Eiffel, rezponda Doctor Leonel Fernández Reyna, hay apagonez de 10 horaz?"

Después que Peña Gómez se calmó pedimos comida china y regresó al infinito con el estómago full de chofán y cazuela de berenjena.

La verdad es que hay que tener la cara dura y la integridad mutilada para comparar un país como Francia con esta isla que carece de tantas cosas. Eso de tomar el día de la Independencia para reírse descaradamente de los dominicanos es la falta de patriotismo más grande que se le puede pedir a un individuo.

¡La Torre Eiffel, qué cojonez Faraonel!





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]