jueves, marzo 23, 2006

Religion or Brain

Yo iba en un carro público disfrutando de la belleza de nuestra ciudad con sus edificios Art Feo y sus bulevares de estrellas de la televisión que, según Bill Hicks, son demonios sueltos en la Tierra para bajar los estándares. Yo iba disfrutando del olorcito a salami que se desprendía del saco azul de una compañera damnificada; un compañero pasajero con cara de sufrimiento me ve cara de pecador y, cuando digo "Déjame chofer", me entrega un mini panfleto rogándome: "Buque a Crito amigo."

Agarro el mini panfleto, me asombro con la ilustración, me río, me solidarizo totalmente con Juan que fuma y bebe y tiene un nombre poco común, no con Pedro que cambió una pierna por una Biblia, y, sin creer lo que leo, leo:

"Dios siempre está llamándote por amor. Pero si tú insistes en hacerte el sordo, Dios para que tú te salves y no te pierdas, entonces puede traerte a través del dolor y el sufrimiento como le pasó a Pedro en el presente ejemplo. Vemos que todos sus amigos cristianos oraban y ayunaban por él para que viniera a los pies del Señor. Pedro no hacía caso; pero como Dios al que ama disciplina (Hebreos 12:6), así Él permitió que Pedro se accidentara y perdiera una pierna."

No entiendo por qué para atraer nuevos adeptos la religión amenaza con los horrores del infierno en lugar de invitar con las dulzuras del cielo.

No entiendo por qué hay que entregar el diezmo de lo que uno gana al pastor de la iglesia.

No entiendo por qué cuando pasa algo terrible, y murió muchísima gente, algunos dicen "Gracias a Dios que no pasó algo peor."

No entiendo por qué si Dios existe y es bueno y es omnipotente le pasan tantas cosas horribles a los niños, para no hablar de los adultos que beben ron y fornican y bailan y gozan y pecan.

No entiendo por qué un joven evangélico que estudiaba en UNIBE llamado George no dejaba que otro joven impío llamado también Juan copiara las respuestas del examen de Estadísticas II dizque porque eso era participar en un fraude y su religión condenaba el engaño.

Hay dos tipos de personas: las que tienen religión y las que tienen cerebro, creo que dice un proverbio árabe, ¿o era chino?





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]