jueves, abril 27, 2006

"Jorge Luis Borges, his memory" by María Kodama


Ayer fui a la Feria del Libro. La Feria está organizada, atrás quedaron los años blancos donde usted podía disfrutar de una cativía grasosa hojeando, con prólogo de Menem, el tomo gigante de las obras inmortales de Sócrates. Ahora el área de la comida está definida, y los libros no son ignorados por la competencia desleal del aroma de una fritura.

Como estamos lejos y cerca del día de pago no tengo un centavo, no fui a comprar libros, fui a la conferencia que dictó la Sra. María Kodama: "Jorge Luis Borges, su memoria." En la entrada al Teatro Nacional las carnes del Asadero Los Argentinos ponen a prueba la voluntad de los adoradores de Borges. Un dato, no vayan a una conferencia sobre Borges, o sobre cualquier cosa, con hambre. Especialmente si usted ve que hay varios hombres sentados al lado de la conferencista estrella de la noche. Todos van a querer hablar, y si el tema es Borges, bueno, su estómago conocerá el Aleph de la inanición.

8:00 El Presentador del Presentador agradece a Dios, a Faraonel, a Borges, a María Kodama, al brujo del Maizal, a los asistentes, por la conferencia.






8:15 El Presentador presenta al Coordinador argentino de las actividades de la Feria.


8:16 El Coordinador Argentino habla por 13 minutos sobre la construcción de la Avenida 9 de julio, después justifica el segundo lugar obtenido en las guerras de Las Malvinas, por último explica con gráficos la mejor forma de tomar mate.

8:29 El Presentador presenta la contraparte dominicana. Es bueno recordar que la Ley de Espectáculos Públicos sometida por AMUCABA exige que a cada artista extranjero le pongan uno dominicano. Cuando Los Enanitos son Verdes, también toca Toque Profundo, cuando Pecos Kanvas asesina la armonía en El Gato Tuerto, también se emborracha Anthony Ríos.






8:30 CONTRAPARTE DOM.: Yo era un jovencito viviendo en San Miguel en una calle que sí quiero recordar, tuve en mis manos un libro de Borges, era negro y lo encontré complicado, inextricable, una prosa difícil de entender si uno está borracho, todavía a mis amigos les declamo el poema 1964, más tarde lo declamaré para ustedes, en 1999 tuve la dicha de ser edecán de María Kodama cuando vino al país para el centenario de Borges, hoy tengo esa dicha otra vez, recuerdo que en el único viaje que hice a Madrid casi tengo la suerte de conocer a Borges, él estaba en Santander recibiendo un premio con el nombre de un rey de manos de otro rey y unas lluvias torrenciales en el país vasco lo hizo salir de Europa... (15 minutos después)... la vida es corta y aunque las horas son tan largas una oscura maravilla nos acecha, la muerte, ese otro mar, esa otra flecha que nos libra del sol y de la luna y del amor (pausa para efecto). Borges, la muerte no te librará de nuestro amor, ni del de María Kodama.







En el público la gente habla, hay risas ahogadas, una profesora asistente se molesta con dos hombres que no se han callado, salen varias personas, suena un celular con la melodía de "La Cucaracha", una pareja de ancianos nos da el secreto de la felicidad en un matrimonio de 50 años: Dormirse en una conferencia apoyando la cabeza en el otro.







8:49 MARÍA KODAMA: La memoria de Jorge Luis Borges era prodigiosa, tal vez por la ceguera, era un ferviente admirador de Homero, quien también era ciego, y desde niño su padre lo introdujo al ejercicio de la memoria, le enseñaba una manzana y después lo hacía cerrar los ojos preguntándole la forma, el aroma, el sabor de la fruta, hacía el mismo ejercicio con monedas, pero las monedas no sabían muy bien y olían a cobre. Mi primer recuerdo de Borges es muy perspicuo, yo tenía 6 años y el azar de los astros me deparó los versos de uno de sus poemas escritos en inglés a otra mujer: Puedo ofrecerte mi oscuridad, mi soledad, el hambre de mi corazón, porque estoy tratando de sobornarte con la incertidumbre, con el peligro, con la derrota... (Después de 20 minutos de citas de los textos de Borges)... en el Louvre lloramos juntos ante la belleza pura de la escultura La Victoria de Samotracia, gracias.


Aplausos. El Presentador empieza la sesión de preguntas y respuestas.

PREGUNTADOR: Sí, buenas noches, soy borgeano, es bueno recordar que distraídos en razonar la inmortalidad con una indiferencia y dulzura más convincentes que el infinito laberinto urdido por las arenas de las ruinas circulares bajo la injuria que desembarca en la unánime noche en un arrabal donde camina un hombre comiendo higos incendiados por los dioses en una región respetuosa del sueño y del amparo de la magia, comprendemos deliberadamente que no hay nada más monstruoso que los espejos y la cópula que multiplican al hombre, Bío Cásares escribió La Invención de Morel antes de la compilación de La Literatura Fantástica en colaboración con Borges, donde usted, María Kodama, debió ser un capítulo a los seres extraordinarios... (15 minutos después)... y no le entregaron el Nobel, por eso proponemos, el pueblo dominicano, que los científicos suecos instauren un premio que se llame El Borges, donde sólo puedan competir los ganadores del Nobel.






MARÍA KODAMA: Borges no creía en los premios, mucho menos con el nombre de alguien.






PREGUNTADOR: Yo no soy borgeano, soy uruguayo, ¿por qué Borges no está enterrado en América?







MARÍA KODAMA: Porque él no quiso.






PREGUNTADOR: Sí, buenas noches, soy borgista, en las cosmogonías gnósticas los demiurgos amasan un rojo Adán que come patimongo, y después no logra ponerse de pie, cavilando bajo la promesa de algunos signos... (11 minutos después)... ¿Qué leía Borges?






MARÍA KODAMA: A Borges le gustaban sobre todo los libros de religión, los libros sagrados.



PREGUNTADOR: Sí, bUEnAS nOChes, eN ToDos LoS TexTOS de BORgES sE MuLTipLICan Los INFinITos, LoS eSPEjOS, LaS FleCHas, ¿EStaBa BoRGes INFluenCIAdO pOR LaS MatEMáTICas?






UNA VOZ: Sí, por Baldor...












MARÍA KODAMA: No, aunque había una mesita de noche en la que a él le gustaba escribir a la que le faltaba una pata y le colocamos un libro inmenso de cálculo diferencial e integral, tal vez eso le transmitió ese conocimiento.


PREGUNTADOR: Leí en un ensayo de Borge sobre El Ulise de Joy que él dice: "Debo confesar que no he leío por completo ete libro...", ¿terminó Borge por completo El Ulise de Joy? Porque yo lo he empezao como 10 vece y me ha dao una pela.






MARÍA KODAMA: A Borges no le gustaban las novelas, leía partes, y no, Borges no leyó por completo El Ulises de Joyce.






9:31 El presentador termina con la conferencia diciendo que no más preguntas porque la Sra. Kodama debe tomar un avión en la mañana a Ginebra y después irá a Nueva York.






La gente sale casi corriendo. Vamos directo al área de las comidas, ¡qué tomatazo, llegó el sabor a la Feria!, allí pedimos las obras completas de Pizzarelli: una pizza de queso recién hecha, que no olía ni sabía a cobre.

Picture M. Kodama by Frank Báez





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]