martes, mayo 23, 2006

Doves of Parque Colón


Las palomas de parque Colón perdieron el miedo
no le temen a los cien perros del mendigo San Lázaro
animales muy brutos para darse cuenta
que nada hay más bajo que ser las mascotas de un homeless.

Las palomas del parque Colón perdieron la vergüenza
ya no cagan a escondidas sobre las estatuas
ahora cagan sobre los sandwichs del Palacio de la Esquizofrenia
los peores sandwichs de todo el Caribe
sin contar los de Cuba, of course.

Las palomas del parque Colón perdieron el decoro
no les importa que ese señor
con esa mitra de oro
pronuncie esa homilía contra los gays
debajo de esas campanas de esa Catedral
no les importa que ese guía turístico
con ese carnet del ayuntamiento
cobre 20 euros a ese alemán
por dejarse mamar ese pene debajo de ese laurel.

Las palomas del parque Colón perdieron la figura
las alimentan con maíz los niños cayéndose de las bicicletas
las alimentan con arroz crudo los recién casados posando en un huracán de alas
las alimentan con migajas de pan los locos rompiéndose botellas en la cabeza
las alimentan con tostones los policías chantajeando prostitutas en los zaguanes
las alimentan con gofio los poetas cambiando versos por cucharas de plástico.

Las palomas del parque Colón son unas inútiles
no quieren trabajar para la paz de Irak
no quieren trabajar para el correo
no quieren trabajar para la magia.

Las palomas del parque Colón son una peste
unas aves inmundas con inmundos esfínteres
que los domingos en la tarde embarran el cielo
de un hombre que sufre.


Picture by Jaime Guerra





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]