lunes, mayo 15, 2006

Tomorrow

Mañana son las elecciones para elegir a los ladrones, digo, los diputados y senadores y síndicos y regidores.

Mañana los dominicanos imbéciles, digo, concientes de sus deberes como ciudadanos despertarán temprano, y en lugar de quedarse abrazados a sus parejas y dormir hasta tarde o irse para la playa, irán a votar.

Y a mí me produce una indignación, digo, una satisfacción tan grande que la gente en este país todavía vote.

Es inconcebible, digo, admirable que esa doña que sufre de la presión y de migraña haga una fila a las 6 de la mañana para votar.

Es realmente patético, digo, altruista que ese señor que amaneció sin un centavo en los bolsillos caminé hasta el colegio Quisqueya para votar.

Las devastaciones, digo, las elecciones en este país tendrán un costo de miles de millones de pesos.

Yo no voy a votar.
Yo soy un mal ciudadano.
Si me van a robar, digo, gobernar, por lo menos no les entregaré la llave, digo, el voto, a los ladrones, digo, políticos.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]