jueves, junio 29, 2006

Pearl before Swine


Para escoger una profesión en República Dominicana, que deje un camión de dinero, debemos pensar muy bien. Aquí todomundo desea tener un hijo o hermano o esposo pelotero, pero no, el pelotero coge mucha lucha, tiene que vivir haciendo ejercicios, no puede beber todos los días, en fin, una pela de sudor. No voy hablar de doctores, bregando con sangre; o ingenieros, bregando con altas matemáticas; o abogados, bregando con el francés; o bachateros, hay que tener talento. No voy a mencionar los políticos, a pesar de llegar a millonarios robando, tienen que bregar con las imprentas para sus afiches y cogen mucha cuerda cuando ven sus horribles caras aun con el milagro del photoshop.

Leyendo el Diario Libre encontré la profesión adecuada para mis futuros hijos Jupene y Penejú: Decorador-Paisajista. Y ojalá que la adorable Sra. Margarita Ruiz Gómez funde una escuela e imparta clases ella misma. 

Cuando nuestro bienamado presidente Dr. Leonel Fernández Reyna, perdón, nuestro amado Faraonel, le otorgó a su compañía, Interiores y Patios Margarita SA, el contrato de amueblado de la Suprema Corte de Justicia por 1,098 millones de pesos en el 2005, muchos puritanos protestaron en vano. Y continuaron protestando cuando se dieron cuenta de que el presupuesto original era de 541 millones de pesos, pero claro, ellos no saben el valor que tiene un escritorio de pino, un sofá imitación cuero, un cuadro de un viejo fumando cachimbo debajo de un framboyán; ellos no saben el valor real de un paisaje, una obra viva que sólo por escoger el tipo de grama verdigris que combine con piedras pintadas de morado incrementa un presupuesto como por arte de magia; no hablemos de los teléfonos de colores, señores puritanos. Muy bien sé que el rebú sobre posibles indiscreciones que se armó sobre este amueblado indignó a medio país: escritorios de 400,000 pesos para que un guachimán se siente a escuchar un radito de pilas, muebles sobrevaluados cogiendo polvo en un almacén de Elías Piña, etc. 

Estoy seguro que fueron falsas acusaciones, la exquisita Sra. Margarita Ruiz Gómez no está presa, señores puritanos.

Otra acusación que los puritanos gritaron en vano, como arrojar una margarita a los cerdos, sobre la honesta Sra. Margarita Ruiz Gómez es la de su supuesto vínculo con el Don del narcotráfico Sr. Quirino Paulino. Dios mío, cuánta mezquindad, cuánta envidia hacia esta distinguida profesional del paisaje, hacia esta artista de la nada. Creo que la iluminada Sra. Margarita Ruiz Gómez dejó bien claro que lo único que hizo fue trabajos de decoración y suplió los muebles de un lujoso apartamento donde residía una señora, madre de cuatro hijos del Sr. Quirino Paulino. 

Estoy seguro que fue una falsa acusación, la glamorosa Sra. Margarita Ruiz Gómez no está presa, señores puritanos.

Y lo que más seguridad me da sobre la integridad de la íntegra Sra. Margarita Ruiz Gómez es que acaba de ser favorecida por nuestro bienamado Faraonel con una contrata de RD$416,476,991.00 (cuatrozientos desiceis millones cuatrocientoz cetenta y ceis mil novesientos nobenta y un pesos [excúsenme si hay faltas ortográficas, nunca había escrito un número tan grande]). Otra vez vienen los puritanos a crear escándalo porque su compañía, Interiores y Patios Margarita SApe, fue la única concursando para esta deseable y prioritaria obra: paisajismo, jardinería y arborización del Parque Central Metropolitano de Santiago. 

Y no importa que los puritanos cuestionen la preparación académica de esta  señora: un verdadero decorador-paisajista no se hace, nace. En fin, desde que tenga mis hijos los iré preparando para que se conviertan en decoradores-paisajistas. Por favor pedagógica Sra. Margarita Ruiz Gómez, funde una escuela.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]