viernes, octubre 06, 2006

Long Distance II


Ring. Ring. RIng. Ring.
—Aló, Bauta, epérate un momento que Ada ta en la sala rezando...
—¿Quién e, Margarita?
—Sí, ¿cómo tú ta?
—Bien, ponme a Ada que eta tarjeta se acaba de una ve.
—Sí, sí, ahora mimo, déjame bucala.

—Aló, Bauta, mi amor, mi negro...
—Ay Ada cuánto lo siento, ¿sufrió mucho doña Ñoña?
—Ay sí, imagínate, la llevamo a la capital a la Plaza de la Salud para nada, ahí mimo se murió la pobre, vomitó sangre.
—Ay Dio, pobre doña Ñoña, qué pena.
—Sí, pero por lo meno ya dejó de sufrí.
—Sí, ya ta en un mejor lugar.
—Eso epero, imagínate negro que en la casa se han sentío mucha cosa rara, Káterin no quiere dormí sola, dique que le arañan la cama y le jalan lo pie, eso e porque le prometió que se iba a portá bien y que no iba a dicutí conmigo y etá insoportable, y en la noche no hay quien la haga dormí sola.

—Bueno mi amor, resinación, y hablando de otra cosa, recuerda que la cita e el 23, ¿ya legalisate el acta de noviasssgo?
—Sí papi, imagínate que sirvieron de tetigo Zulema y el Banilejo, firmaron y todo, atetiguaron que tú y yo tenemo má de tre año de novio y que nunca hemo peliao, eso era lo último que faltaba.
—Bueno bella, yo voy el 21, así que ve preparándote...
—Ay Dio, toy loca que llegue ese día.
—Y yo, no aguanto ta lejo de ti, no te preocupe que ese cónsul va a sellá ese pasaporte de una ve, que yo soy ciudadano dede hace má de die saño, y mi afidavi e buenísima que yo he trabajao en el hopital má de vente año, esa visa e una cosa segura.
—Ay sí mi negro, yo toy loca por ime de aquí, que ademá ete paí ta insoportable, imagínate que ahora hata hay que hacé fila pa echá gasolina, la gente hata se poné a jugá dominó en la bomba, y me leí la taza y me salió un viaje con un hombre indio, ese ere tú Bauta.
—¿Y quién má vacé preciosa? Mira, ¿y cómo se han dao lo nueve día de doña Ñoña?
—Imagínate Bauta, aquí la gente na má viene a comé, hemo tenío que mata un becerro y como 30 gallina, y hemo colao como 50 libra de café con galletica, ha venío gente que ni conocía a la abuela, medio Loma de Cabrera ha paso por eta casa, pero na, uno tiene que atendelo que Mamañoña era muy simpática.
—Así mimo e, la gente e una aprovechá...
—¿Y qué tú hace negro?
—Nada mi vida, vine del trabajo y toy viendo televisión arropadito.
—Ay Virgen del Perpetuo Socorro, qué bien vive la gente en Nueva York, imagínate eso, viendo televisión arropadito, y aquí apagón, y calor, y moquito con dengue, y rezando...

Picture via Remolacha.Net





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]