sábado, enero 06, 2007

Mom and The Simpsons

"Tú tiene que llamá a mamá", me dijo mi hermano. Lo sé, pero no lo hago. Llego del trabajo y empiezo a comer chocolates mirando a Los Simpsons. Homero estaba en peligro y clamó mirando al cielo: "Sé que nunca te he rezado, pero si estás allá arriba, Superman, sálvame."

Yo no sé por qué no llamo a mamá. Lisa Simpson es el personaje más adorable de la televisión. Inteligente, vegetariana, toca saxofón, la cabeza como una estrella.

Sé que debo llamar a mamá, ahora instalaron una línea de teléfono nueva, las llamadas dentro de Estados Unidos, Puerto Rico y Cánada salen gratis. Bart Simpson es adorable también. Es jodonísimo, pero el otro día mató una mamá pájaro con una escopeta de perdigones que le prestó Nelson y se pasó el capítulo entero incubando a los polluelos, arrepentido. Por cierto, qué feo es polluelos, mejor voy a escribir pichones.

Mamá vivió conmigo por tres meses. Me tocaba la puerta cuando estaba fumando y me preguntaba si ese humo que hedía tan raro era marihuana. Maggie Simpson nunca aprenderá a hablar, pero le pegó un tiro al malvado señor Burns porque le quería quitar su paleta.

No soporto las demostraciones de cariño. No quiero que nadie esté pendiente de mí, me pone nervioso que me miren, especialmente mientras como. El perro de los Simpsons se llama Santa's Little Helper. Homero perdió el dinero de los regalos de navidad apostando por él en una carrera, llegó de último.

Mamá vive en Tennesse. Se siente sola; no va a la iglesia, por suerte; no tiene amigos, no sé por qué; no se casó de nuevo, por sus hijas ella dice, creo que le gustan los hombres jóvenes, y la entiendo. Mi hermano me dice que se la pasa discutiendo con mi hermana. Marge Simpson es una buena mamá; como la mía tiene el pelo azul y está obsesionada con la limpieza. Recuerdo que escribí unos versos muy malos sobre eso: "Quiero ver a mi mamá eternamente feliz, limpiando el polvo cósmico de cada rincón del fin, lejos de esta dimensión, lejos de mí."

—Hola mamá.
—Mi amor, mi niño, ante de dormime te encomiendo a la Virgen y a Jesú, que no te pase nada en el tren, que ete año consiga to lo que tú quiere, que siempre etemo junto, que tú ere mi hijito querido que casi se me muere de hepatiti cuando nació...





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]