martes, diciembre 04, 2007

Perdido in la Traslation

"She's a fireball", comentan los amigos cuando el gringo lleva a la esposa latina a alguna fiesta get together. En esos momentos él la mira enseñándole a bailar merengue o salsa o samba o reggaetón o bachata o cumbia o cualquier ritmo con tambores a las esposas de los amigos, todomundo aplaudiendo cuando ella da una vuelta o get down mueve las caderas mami flashes flashes flashes y se siente bien consigo mismo, con ese orgullo del hombre al que le envidian la mujer o el Corvette nice car dude.

"She's hot dude", comentan los amigos mirándola en la cocina enseñándole a las esposas poses sugerentes Victoria's Secret, garantizadas a mejorar la vida sexual de matrimonios necesitados de Viagra y Stolishnaya y Sábado para un abrazo we're happy. Los amigos también han notado en esas reuniones que, cuando la latina empieza a hablar, el gringo cierra los ojos, prepara el cuerpo para un golpe, imaginan que aprieta el culo, como si fuera el pasajero amarrado de pies y manos en un carro a mil dos ante la inminencia de un choque contra un camión de mercancías ten ton truck.

A los dos meses de felicidad encendida por una que otra discusión sobre no me dijiste you love me baby last night me acuesto dándote la espalda papi love my hips drama drama drama make up sex, el padre del gringo tiene la trillada idea de morirse: funeral en algún lugar de nieve en Wisboring. Durante el entierro los abrigos oscuros hablan más del invierno que del luto, y en el velorio, si puede llamarse así, la latina se siente rodeada por venusinos. Nadie llora desconsoladamente what am I going to do now?, nadie necesita sedantes where's the valium?, nadie se desmaya why God why busquen alcohol corran call 911, alguien vende una casa por el celular two and a half bathrooms, todomundo se sienta en la sala, muy cerquita, consolados por el fuego de la chimenea proyectando recuerdos entrañables what a wonderful past.

"Yes, I remember the first time Dad took us to Nantucket, he was so proud when I caught my first fish."
"Do you remember when we went to Coney Island, and Dad got on The Cyclone because we didn't want to ride it by ourselves? He was the one screaming the most."
"I remember the last Christmas we were in Disney and Pluto was kind of sassy with Mom, maybe drunk, how Dad talked to Mickey Mouse about it, oh my God, that was so funny."
"Can I ask sometin?, I don't know how you are, you know, I mean, your costumbres, customs?, digo, how you are with one and other, you know, familia family familiarities...", dice la latina alzando la ceja izquierda; el gringo cierra los ojos, aprieta el culo.
"Yes sweetheart, what would you like to know?", pregunta la suegra con ese tono indulgente strawberry shortcake reservado para los niños, los animales domésticos, los retardados, I mean, las personas especiales, los extranjeros.
"Well, digo, is normal for you to kiss in the mouth, sí, en la boca, and slap on the ass?... Because she kiss my husband, mi marío, in the mouth, sí, en la boca, and slap my husband, mi marío, on the ass, sí sí en el culo, yo la vi in the kitchen and I don't like it ni un chin chin", dice señalando a la rubita cuñada del gringo, esposa del hermano, que en ese mismo momento parece sentir repugnancia por un pedazo de apple pie escupiéndolo corriendo hacia el baño tosiendo. La latina se para, olfatea ruidosamente el aire sniff sniff sniff, se agacha, y orina.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]