martes, agosto 26, 2008

Boy meets Bitch


Volverán las oscuras golondrinas, que se llaman de apellido Vitorino. Mi cerebro continúa confundiendo a Bécquer con Los Del Río. Mi mujer me dejó otra vez, esta vez me ha dolido más, se llevó a mi hija. “Emily no es tu hija”, fueron sus últimas palabras, dichas con odio, el propósito era herir, no informar.

¿Y qué si mi Emily no fue engendrada por uno de mis espermatozoides? Creo que ha sido lo mejor para el mundo, yo mismo no quiero unos genes como los míos contaminando a un ser especial y hermoso como mi Emily; soy muy feo, y los años han sido unos hijos de la gran puta conmigo, si mi fealdad sigue aumentando voy a tener que cobrar dos dólares para dejarme ver; pero aparte de esa superficialidad, tan importante para alguien tan profundo como Oscar Wilde, por dentro no soy bonito tampoco, mis pulmones parecen chicharrones y no puedo donar sangre por la hepatitis, la de los castos, no la de Pamela Anderson; además soy celoso, inseguro, chismoso, hablador, egoísta, yerbero diario, cocainómano de fin de semana, mal amigo, mal hermano, peor hijo, medio vago, y así las cosas. Pero me considero una buena persona.

Muchacho campo estudiar capital conoce Muchacha voz chillona; Muchacho y Muchacha desnudos leen Vallejo; Muchacha y Muchacho felices cinco años; Muchacha Nueva York y Muchacho esperando Muchacha; Muchacha regresa Novio Irlandés; Muchacha recorre playas país Novio Irlandés; Amigos dicen Muchacho vieron Muchacha manos Novio Irlandés lugares suyos; Vacaciones acaban Novio Irlandés dejando Muchacha otro mes isla; Muchacha busca Muchacho.

Doña, ¿qué usted cree del amor?
Muchacho, eso es un disparate para telenovelas venezolanas, tarde o temprano tu pareja te la hace, y no estoy hablando de hombre o mujer. Yo estuve casada con un hombre muy bueno, por diez años, y él siempre decía que no le gustaban las mujeres negras, tenía una negra con un culo grandísimo mudada en Queens.

“Emily no es tu hija.” Yo siempre lo sospeché, mi mujer y yo somos hijos de la época, unos cuerneros, ahora bien, ¿quién era el que salía corriendo bajo nieve a las dos de la mañana al Wendy's que queda por East Tremont a buscar un cheeseburger con mucho bacon y corriendo a una bodega dominicana por un esquimalito de guanábana para los antojos de la embarazada? ¿Quién fue el que dejó de usar Head and Shoulders porque a la embarazada ese olorcito le daba ganas de vomitar? ¿Quién fue el que se desmayó mientras filmaba el nacimiento de Emily? ¿Quién escogió los nombres Emily Ana en lugar de Cigua Pamela, como quería el abuelo materno? ¿Quién no durmió ni dos horas seguidas los primeros seis meses? ¿Quién salió corriendo vuelto loco con una niña de 7 meses, que no paraba de llorar, en los brazos buscando un taxi por Morris Park hacia el Calvary Hospital salvándola de la meningitis? ¿Quién lloró como un niño cuando ella dijo pa pa pa?

“Ya que esta vida es una mierda, por lo menos quiero ser rica”, escuché a mi mujer hablando por teléfono con una amiga. Creo que ese edicto, digno de un Nietzsche devoto de Danny Tenaglia, debió alertarme, una mujer feliz no piensa así, una mujer felizmente casada, con una hija y un esposo que la adoran, canta de vez en cuando. Desde jovencito supe que mi futuro no era el de un millonario, me falta ambición, para mí el éxito de una vida no se mide por sus cuentas bancarias, me conformo con yerba y cocacola y un libro y un iPod y quedarme viendo televisión con mi familia; y comprender el significado de la palabra Ennui, much obliged Mr. De Quincey, no ayudó mucho.

Señorita, ¿qué usted cree del amor?
El amor es el sentimiento más puro que puede sentir un ser humano, hasta que es traicionado, el amor, como dijo Paulo Coello…

Muchacha deja Muchacho agarrando vaina verde; Muchacha dice Muchacho ya amor probado ahora nada interponerse, distancia nada; Muchacha desaparece tres meses; Muchacho Nueva York buscar Muchacha; Muchacho encuentra Muchacha viviendo Novio Irlandés; Muchacho cuerno; Novio Irlandés extraña demasiado niebla Liffey Novia Irlandesa regresa Dublín; Muchacho consuela Muchacha; Muchacha matrimonio Muchacho; Muchacho y Muchacha preciosa hija cabellos rojos.

Es muy triste descubrir que no eres el gran amor de su vida para quien ha sido el gran amor de tu vida. Es muy triste comprender que el gran amor de tu vida no es más que una loca vieja, una bipolar (como dijo Chris Rock: What the fuck happened to Crazy?), una mentirosa, una imbécil, una materialista, una mala persona que no tiene consideración hacia alguien que lo único que hizo fue amarla, hacerla reír cuando tenía los ojos hinchados de tanto llorar por otro hombre. Es muy triste descubrir que tu mujer te dejó un martes y ya el viernes tenía un corazón digital en su Crapbook: Thisbitch is in a relationship with Sameirishguy.

Señor, ¿cuál es su nombre?
Me llamo Luis Días.
¿Y qué usted cree del amor?
Oye, no me hable de esa vaina, al que descubrió el amor deberían matarlo, quemarlo, ahorcarlo, na más por descubridor.

Muchacho se sienta cocina; Muchacho sabe esta vez no perdonar; Muchacho quiere recordar traición Muchacha vuelva; Muchacho siente comprende Van Gogh cortó oreja; Muchacho cree además intoxicación láudano miseria demencia deseo Van Gogh compaginar cuerpo mutilación sufrida espíritu decepción amor grande Muchacho sintiendo; Muchacho deja silla, pensando no odiar Muchacha, ser vulgar no digno sentimiento puro importante odio, cucarachas asco; Muchacho cuchillo grande cortar carne; Muchacho primera falange dedo meñique mano izquierda, inicio uña. Sangre, mucha. Dolor, muchísimo.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]