sábado, septiembre 04, 2010

Welcome to the World of the Plastic Beach

Yo era feliz cuando escuché a los Gorillaz por primera vez. Estaba enamorado, disfrutaba de un entrañable grupo de amigos, el trabajo no era insoportable; tal vez mi sangre era más joven, más in shape debido a la caminata, con el lujo de un iPod, por lo menos 4 días a la semana, de 6 kilometros y pico a través de las calles de Santo Domingo mirando el sol agonizar sobre un millón y pico de carros que palidecían en el tapón del regreso a casa.

I ain't happy, I'm feeling glad, I got sunshine, in a bag...
"¿Y quiéne son eso?"
"Gorillaz."
"Suenan como bien."

Y sonaban como bien. De hecho, sonaban mejor que toda la mierda de esos días. Uno llegaba a una fiesta y los electrónicos le quitaban la nota a cualquiera. A ver señores electrónicos, ¿por qué ustedes no dejan que otra gente también ponga música? ¿Sienten ganas de invadir a Polonia, pero con mucho amor? ¿No somos todos iguales ante los ojos del Creador? No, no somos iguales. Algunos se quitan la camisa, suben el volumen a Deep Shit, y culpan a unas pastillas para la cursilería del falso abrazo, I love you viejo, aunque los masajes están muy bien. "Listen to the music", es todo lo que murmuran, porque si les quitan el tum tum tum no tienen nada de que hablar.

I'm useless, but not for long the future, is coming on...
"¿Gorillaz?"
"Que sí, que ese e el carajo que canta con Blur."

Y era el carajo que canta con Blur, Mr Damon Albarn; pero creo que debo decir que era el carajo que cantaba con Blur, porque después del bombazo de Gorillaz, los otros integrantes de Blur llamaron a Mr Albarn para programar un ensayo, el guitarrista tenía varios garabatos en servilletas, y Mr Albarn les contestó: "Graham, Alex, Dave, I think we should see other musicians". Cosa que les rompió los corazones, y los bolsillos.

El primer cd de Gorillaz me da la impresión de ser el resultado de creación artística sin la supervisión de un ejecutivo que sabe lo que vende y lo que no. También siento que son un grupo de amigos inventando entre tragos y humo, tal vez sin la presión continua de we've got to make it or die, buscando el sonido de un mundo post apocalipsis que de alguna manera prefigura al Planeta de los Simios. Otra cosa que me atrajo fue el deseo de anonimato. En una era de blogs y de Fakelook, donde el sin talento quiere ser famoso sin haberse prendido fuego en un parque llamado Independencia or Union Square y prefiere despachar versos malos a construir una buena mesa de comedor, con el ego inmenso de pensar que a alguien le interesa saber que despertó "craving yogurt and fruits", Mr Albarn y comparsa eligen utilizar imágenes animadas en sus videos en lugar de sus reales y meritorias personas. En este cd inaugura el invitar a otros artistas a participar en alguna canción, como al adorable Ibrahim Ferrer, the best of the best del Buena Vista Social Club. Déjalo, si quieres continuar...

Demon Days es el segundo cd de Gorillaz. Se nota, cómo no notarlo, que hay mucho dinero. Se nota, cómo no notarlo, que lo que empezó como un side dish, es ahora the main course. Millones de discos y tickets vendidos. Un video del concierto entero con todos los músicos e invitados. Entre estos Neneh Cherry, we always hang on a Buffalo Stance, el wife-beater de Ike Turner, Dennis Hopper, y el grave de Shaun Ryder de los Happy Mondays, quien casi casi jode la gira, o por lo menos la canción donde participó, it's coming up, it's coming up, it's dare. También hay un incremento del Hip Hop; en las letras encuentro pesimismo y protesta ante la ruta bruta tomada por una humanidad que cree que el Calentamiento Global es un invento de Al Gore.

There were no screams
There were no time
The mountain called Monkey has spoken
It was only fire, and then, nothing.

Y llegamos a Plastic Beach, el último cd de Gorillaz. Me encuentra viviendo en Nueva York, sin amigos entrañables, sin caminatas en el subdesarrollo, sin amor. Y escucharlo es una pequeña victoria, como diría Onetti, entre tantas derrotas cotidianas. La primera vez que escuché, y vi, una canción del cd, Stylo, fue en The Colbert Report.

When the mako flies, (Like a giant fish,)
Up from the bottom in your eyes, (As it leaps from the stream,)
Then I'll know the twilight skies, (Blood curdles, it's death throes,)
Are not so broken hearted. (Hot from the end of the line.)

Tengo que bajar este cd, pensé. No, la verdad es que no pensé eso, nunca había bajado un cd, tengo amigos catadores que me envían lo que consideran bueno, es decir, tienen muy buen gusto. Sí, pensé después de pensarlo un chin, Mr Albarn y comparsa se merecen que yo abra una cuenta en iTunes y baje el cd, de hecho, voy a comprar la versión Deluxe, whatever that means. Así es que bajé a Plastic Beach y no me arrepiento de haber gastado los 12.99 dólares esos. Esa misma noche lo escuché entero. Al otro día, en el tren hacia el trabajo, lo escuché de nuevo.

And the pollution from the ocean... While rain is falling like rhinestones from the sky... The sea is radioactive... Overload... Overload... Overload... Coming on to the... Overload...

En las letras, or lyrics, a diferencia de Ruben Blades cuando cantó sobre el plástico en las almas de los seres humanos, Mr Albarn se refiere al plástico en el mundo físico, ese terrible material that just won't go away, hijo bastardo del petróleo y que más temprano que tarde va a acabar con todo ser que respire y sea capaz de sentir dolor en este planeta. Y es que el plástico es so cheap, uno va a un supermercado y compra 10 dólares de vainas que engordan y para cargar 4 productos le dan 22 fundas plásticas. No voy a mencionar a China con sus sweat shops fabricando un millón de barbies por minuto.

Y como ya es costumbre, Mr Albarn nos trae a un grupo de artistas filtrados por él, es decir, talentosos. El Hip Hop siempre presente, Snoop Doggy Dogg, De La Soul, Mos Def (regulares del Chapelle Show), Bobby Womack todavía está vivo, Little Dragon, pero la sorpresa del cd es Mr Lou Reed, del que nada tenemos que decir, excepto que es muy cierto eso de que el hombre que uno espera en una esquina en uptown siempre viste de negro and is always late.

Y al escuchar el cd no puedo evitar pensar que Mr Albarn es un oráculo de lo obvio, que no puede ser más oportuno. La canción British Petroleum, digo, BP, digo, Plastic Beach, puede muy bien ser sobre el desastre que ahora mismo está pasando en un golfo de América:

To the dark dark sea… al oscuro oscuro mar... comes the only whale… viene la única ballena... it’s a Casio on a Plastic Beach... es un Casio en una playa plástica... it’s a styrofoam deep sea landfill... es un derrame de styrofoam en mar adentro...





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]