jueves, octubre 27, 2011

Tristeza Rosarina


Por las calles de Rosario los poetas caminaban sin cuidado, hasta que asaltaron al poeta mexicano, y hasta los libros le robaron.

Ladrón rosarino: ¿Escribió usted estos libros?
Poeta mexicano: Pues sí.
Ladrón rosarino: ¿Podría usted firmarme varios? Por favor, uno dedicalo a Romina, con amor sincero de parte de su Pablo.
Poeta mexicano: Pues sí, ¿puede usted no encañonarme mientras se los firmo?

Los rosarinos son felices, creen en la Esperanza. También creen en el Mañana. Uno le pregunta a cualquiera en cualquier lado que si puede conseguir algo y la respuesta siempre es la misma: "Claro che, mañana".

Porque en Rosario no encuentras droga
No es el verdadero motivo de tu melancolía
Bien sabes lo que dejaste en Buenos Aires.

Por eso, a pesar de que las rosarinas son hermosas
Piernas largas justificando un gentilicio de tallo
Sólo puedes verlas con ojos de tío.

Sí, ya eres un viejo
Qué tedioso desnudarte
Frente a alguien que no te importa.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]