domingo, diciembre 18, 2011

Remise to La Libre


"No te ofendas che, pero las dominicanas aquí en Buenos Aires más que nada son prostitutas, las encontrás en la Miserere y en Constitución; las paraguayas son sirvientas, y las bolivianas están en los puestos de verdulería y de flores; eso che, que todas son esclavas", me dijo el taxista que me llevaba a través de San Telmo.

"TIENEN QUE MATARLOS A TODOS LOS ARGENTINOS", gritó al cono sur el hombre con un t-shirt con la bandera de Perú, y que el taxista no quiso llevar cuando me dejó en la Bolívar. 

A favor del taxista diré que al peruano lo acompañaba una comparsa formada por una vieja desaliñada con los cabellos como asteriscos amarillos, otra mujer casi joven con un niño en los brazos, dos criaturas más agarradas de su falda, y como cinco fundas plásticas de las que salían trapos y platos.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]