domingo, julio 28, 2013

Oncle



Sin intención de regatearle ni un chin chin chin de mérito al trabajo salvador de los plomeros, creo que es una injusticia social que exista el Día Del Plomero y no exista el Día Del Tío, esa figura masculina en la vida de toda persona (que no tenga una familia demasiado disfuncional), que con par de golpes de suerte (accidente automovilístico del padre; patatú cardiaco del abuelo), puede alcanzar el número 1 en el Hit Parade de las responsabilidades sentimentales y financieras de dicha persona. Mucho más importante que un plomero, por lo menos en situaciones que no tengan que ver con tuberías rotas o inodoros tapados.

Aunque apreciando la calidad y el tiempo usado en la elección y compra de los regalos al Padre, al Tío le saldrían con un chicle macao, si acaso.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]