jueves, agosto 09, 2012

Welcome back Clásico


Primer Día

-Dímelo Clásico, tú sí estás bien, ah pues llegaste, qué bien te ves, hace mucho que no te veía, bienvenido a tu pueblo...
-Dímelo.
-Tú no sabes que tengo tres semáforos atrás de ti, desde la avenida Circunvalación vengo persiguiéndote y voceándote; estoy desde las siete de la mañana levantao en la calle, y agradezco a Dios haberte encontrado a ti mi hermano; Clásico, tengo los niños sin leche en la casa, si tú quieres vamos juntos al colmado de Beatriz para que veas que es para una Nido y no vayas a pensar que es para vicios...
-¿Cuánto e?
-650 pesitos...

Segundo Día

-Dímelo Clásico, tú sí bailas bien, ah pues el Clásico es un bailarín, qué bien bailas bachata, Nueva York no te ha hecho perder el ritmo, bienvenido a Coconuts...
-Dímelo.
-Tú no sabes que tengo desde que pusieron a Pitbull esperándote, cuando sonó Zacarías Ferreiras empecé a vocearte y haciéndote señas, agradezco a Dios haberte encontrado a ti mi hermano; Clásico, ¿tú ves esa muchacha que está mirando para acá detenidamente?
-¿Cuál, la de los jeans blancos?
-Esa mismita es la moza, le caes bien, le gustó el Clásico, claro, quiere conocerte, tiene buen gusto... pero está preocupada, un problemita que no la deja disfrutar de la noche: necesita pagar de emergencia dos meses del apartaestudio que tiene frente a la Reforma...
-¿Cuánto e?
-3,000 pesitos.

Tercer Día

-Dímelo Clásico, tú sí vives bien, ah pues el Clásico ha arreglado su casa materna, qué bonitas verjas, ¿estos muebles son de Nueva York?, ah el aire acondicionado, bienvenido a tu barrio...
-Dímelo.
-Tú no sabes que tengo desde tempranito viniendo a tocarte el timbre; cuando desperté pasé por aquí, y vi todo muy tranquilo y en silencio resacal, agradezco a Dios que me hayas abierto la puerta tú mi hermano; Clásico, estoy apretado, estoy en planes de conseguir un trabajito, y necesito renovar la licencia para transportarme hacia una entrevista en Santiago, una compañía solida, internacional... ya usted sabe, es una oportunidad, conmigo usted no pierde, sólo usted puede ayudarme con eso...
-¿Cuánto e?
-1,200 pesitos.

Último Día

-Dímelo Clásico, tú sí viajas bien, ah pues te vas, qué bonitas maletas, todo a su nivel, el equipaje clásico, regresas a la jungla de cemento, pero los meses pasan volando y pronto estaremos juntos de nuevo en este pueblo que te vio nacer donde siempre serás bienvenido...
-Dímelo.
-Tú no sabes que tengo una alegría agridulce al verte partir, agri porque te vas, dulce porque al menos puedo despedirme, agradezco a Dios que te atrapé; Clásico, quiero entregarte esta cartica que te envía la doña madre, que con mucho cariño te recuerda siempre...

"Saludos Clásico, es doña Justina, qué pena que no lo voy a ver, pero vendrán mejores tiempos; Clásico, por favor, excuse la molestia pero estoy en una cama en el Hospital Marchena porque me rompí una pierna y estoy apretada y tengo un ataque de asma; y aunque el hospital es gratis, tengo que comprar el yeso y gasa y medicamentos, por lo que le ruego me preste cinco mil pesitos; Clásico, agradezco a Dios y me duele mucho y se lo pagaré cuando vuelva de vacaciones en diciembre, que casi está aquí ya. Que tenga un feliz viaje a Nueva York que usted es de los buenos y se lo merece. Clásico, socórrame rezaré por usted".


Picture by Maurice Sánchez.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]