jueves, septiembre 13, 2012

tercermundo / Zoofilia

















En la primera imagen podemos ver a un señor, tal vez dominicano, seguro aguilucho, que la necesidad lo hace transportar una chiva tiguerona hacia quién sabe dónde.

En la segunda imagen podemos ver a un doctor en cuyos ojos de borrego a medio morir adivinamos sus lujuriosas intenciones hacia esa linda ovejita que berrea al nombre de Daisy.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]