domingo, octubre 21, 2012

Two First Poems

Blackrock College, Dublín / Liceo Plan de Reforma, Bonao

Leyendo "Myles before Myles", de Flann O'Brien y editado por John Wyse Jackson (ni idea), en la parte "The Student", encontramos el primer escrito publicado de un alumno de la secundaria Blackrock College llamado Brian O'Nolan (Flann O'Brien). No se sabe qué edad tenía, era bien joven. Y nos dice que ya había evidencia de que el mozalbete que lo escribió había abierto quizás demasiados libros a una edad demasiado temprana. También se podría decir que ya sabía Latín, Griego, Gaélico, Alemán, Swahili, Mandarín y Guaraní. Aprendidos por diccionarios. No había Google. Es un poema, cuyo título es el motto de su escuela:

AD ASTRA
Ah! When the skies at night
Are damascened with gold
Methinks the endless sight
Eternity unrolled.

A LAS ESTRELLAS
Ah! Cuando los cielos en la noche
Son damasquinados con oro,
Mipiensa que la vista sin fin
La eternidad desenrolló.

Wyse Jackson (excelente todo), escribe que el poema es único en la escritura creativa de O'Brien en que no exhibe ninguna de su ironía característica. Yo estaba pensando en la elección de Damascened, en la multiplicidad de Skies en lugar de Sky, y ya se notaba ese gusto de aterrizar el misticismo a la cotidianidad con "Methinks" (Mipiensa). Pero bueno, un jovencito escribiendo lo que sintió mirando el cielo pensando en la Eternidad. 

Mi primer poema no fue publicado, una de las tantas injusticias de esta vida. Pero lo recuerdo íntegramente:

A LOS DAMNIFICADOS
Quiero esta noche dormir
Conocer por siempre a Morfeo
Para no ver lo que pasa
En este mundo tan feo.

No hay que ser un genio para notar que la similitud es nostradamunesca (me quedé en damasquinado). Elaboro:

En ambos poemas se menciona la Noche. Un joven poeta está afuera, tal vez para un muchacho irlandés era más fácil estar en la calle en la noche, y además miraba a  los cielos. El otro está adentro, tal vez para un muchacho dominicano era más difícil estar palomeando afuera, en un barrio llamado Los Damnificados sin pavimento ni aceras, especialmente si había un apagón, resaca o rumores de huelga con gente pensado en quemar gomas, y las 7 mujeres de la familia voceando su nombre subiendo cada una una octava hasta llegar al falsetto.

En ambos también está lo infinito. El muchacho irlandés quiere ver la Eternidad, el muchacho dominicano quiere dormir por siempre. Es sólo la ligera diferencia entre un genio en desarrollo y un pichón de vago. 

En ambos encontramos la rima. Algunos podrían decir que la del dominicano está un poco desordena, simple, tosca. ¿Cómo pueden Morfeo y Feo competir con Gold y Unrolled? Un abuso del europeo. Imagino que será la educación. Ser joven y leer Cien Años De Soledad es tan grande como leer el Ulises, pero el programa del Liceo Plan De Reforma en Bonao, que no tenía biblioteca, no creo que aguantaba un round con el del Blackrock College en Dublín. Y eso, que creo que en esa época se asignaba al Ministerio de Educación más de un 2% del Producto Interno Brutísimo, por lo menos más que el por ciento asignado ahora.

Otra cosa asombra y puede provocar sed. El irlandés usó una metáfora que refiriéndose a una abstracción, sin embargo, puede ser apoyada por los sentidos, como quería el profesor de Coleridge (misticismo a cotidianidad). La Eternidad sí, pero vista con los ojos en los cielos damasquinados. Que eso de damasquinado es un hallazgo. Le ahorro el Google. "Hacer labores de ataujía". Espere un momento. Perdón, estaba bebiendo agua. Sí, ataujía (como todomundo sabe) no es más que un adorno hecho con filamentos de oro o plata, y también es una labor primorosa o de difícil combinación o engarce, que es formar cadenas. 

Por último, los títulos. AD ASTRA. A LOS DAMNIFICADOS. Uno vivía en Dublín, que no debía ser un paraíso en la tierra tampoco, y tal vez por eso miraba las estrellas. El otro vivía en Bonao y, en lugar de mirar hacia los cielos, prefería dormir para no ver las peculiaridades exóticas de un barrio surgido ante la emergencia atrasada por años de ubicar muchas familias cuyas viviendas habían sido afectadas irremediablemente por algún ciclón. En fin, que el mío es una especie de parte atrás del de Flann O'Brien.





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]