jueves, octubre 18, 2012

Irish Times Letters, O'Brien vs Kavanagh

John Ryan, Anthony Cronin, Flann O'Brien, Patrick Kavanagh y Nadie Sabe Quién

Las Cartas Controversiales en el Irish Times empezaron cuando una señora escribió al editor quejándose de la poca asistencia a "Las Tres Hermanas" de Chejov. Brian O'Nolan, y sus amigos, escribieron cartas bajo pseudónimos, siendo estas tan interesantes y divertidas que el mismo Editor del Irish Times participó en la broma. La segunda gran controversia ocurrió cuando Patrick Kavanagh reseñó un libro. Luego el Irish Times en su sección literaria publicó el poema de Kavanagh "Rociando las Papas", y la cosa se hinchó. Estas cartas tuvieron tanta acogida entre los lectores que el Editor (mi benefactor personal) le ofreció a Brian O'Nolan que escribiera una columna en el periódico, surgiendo la legendaria Cruiskeen Lawn. Uno de los pseudónimos escogido por O'Nolan fue Flann O'Brien.

Par de estrofas del poema de Kavanagh:

Los barriles de papa azul rociados
Se paraban en un promontorio en Julio
Al lado de una pared de huerto donde las rosas
Eran muchachas jóvenes colgando del cielo.

Y yo estaba allá con una mochila rociadora
En el borde del barril sereno. Una avispa estaba flotando
Muerta sobre una hundida hoja de brezo
Sobre un océano envenenado de cobre...

Parte de carta de Flann O'Brien:

Sir,
Al fin, me digo a mí mismo, los bancos irlandeses están reconociendo la necesidad para la higiene. Mi ojo se había encendido sobre el titular 'Rociando las Papas' y había naturalmente inferido que nuestros billetes bancarios estaban siendo tratados con un germicida adecuado, una práctica que por mucho tiempo ha sido habitual en la iluminada ciencia monetaria en Australia. Cuando me di cuenta que el titular hacía referencia a algunos versos del Sr Patrick Kavanagh tratando con la parte jugada por la química en la agricultura moderna, mi disgusto puede ser imaginado. No soy juez de poesíael único poema que jamás escribí fue producido cuando yo estaba cuerpo y alma en los dorados arneses de Dame Laudanumpero pienso que el Sr Kavanagh está en el camino correcto aquí. Quizás el Irish Times, campeón incansable de nuestro campesinado, nos obligará con unas series en este esfuerzo cubriendo complejidades rurales como inflamadas ubres de cabra, cuernocorto picado de moscardón, aborto contagioso, oviductos no ovoides y desórdenes nerviosos entre los caballeros que pagan la renta...





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]